¿Qué es el Marketing Emocional?

Marketing Management 10/06/2016 • 6 minutos
Compartir en:

Podemos decir que en palabras simples, la mercadotecnia es la forma en la que las empresas crean relaciones a largo plazo con sus clientes. Aun así es muy común que los ejecutivos de las empresas no tomen en cuenta que no solo es importante crear una estrategia de venta en la que se diseñe una buena logística para llevar el producto al consumidor o plantear cuáles serán las características del servicio, se le olvida que es mucho más importante lograr que sus marcas lleguen tocar los sentimientos y las emociones de sus clientes, ya que está puede ser considerada la forma más efectiva en la que se lograría dejar de lado a la competencia. En la actualidad pueden existir una gran variedad de empresas que vendan productos similares y que satisfagan una misma necesidad del mercado, pero solo podrá ser una la que tenga un lugar privilegiado en la mente del consumidor.

Es de vital importancia mencionar que no basta con crear productos innovadores o desarrollar interesantes campañas publicitarias para el público al que va dirigido nuestro producto o servicio, una marca debe de tener su propia personalidad y a través de ella generar y establecer lazos emocionales con sus clientes. Ya que debemos de tener en cuenta que muchas veces no es la lógica la que nos lleva a comprar ciertos productos, sino que la mayoría de las veces son los sentimientos o las emociones que nos evocan las que nos impulsan a hacerlo.

Para poder alcanzar esa posición que nos permita que nuestra empresa sea una de las más relevantes para nuestro mercado, la mercadotecnia utiliza herramientas como el Emotional Markentig que consiste principalmente en generar mucho más influencia en el consumidor a través de conectar directamente con los sentimientos y emociones del consumidor en lugar de solo basarse en ofrecer y exaltar las características del producto. Es decir, el marketing emocional examina cuales son las emociones y anhelos más profundos del consumidor que necesitan ser cubiertos, para posteriormente desarrollar estrategias publicitarias que vayan dirigidas a lograr la reacción esperada en la mente de la audiencia.

Es de vital importancia que los productos para los cuales se vaya a utilizar la mercadotecnia emocional, estén provistos de una identidad propia que se encuentre cargada de emociones y detonadores de sentimientos del consumidor, con lo cual se podrá llegar mucho más allá de los aspectos razonables y tangibles de la mente del consumidor.

Además de que el marketing emocional debe de aprovechar para desarrollar estrategias en las que sus marcas transmitan alegría o cualquier otra sensación positiva logren acompañar al consumidor durante su proceso de compra y éste a su vez asocie el producto con dichas sensaciones.

También es importante mencionar que cuando lo que se busca es que las emociones del consumidor actúen como un medio para lograr que los consumidores compren nuestros productos, las estrategias publicitarias deben de estar diseñadas para no pasar desapercibidas teniendo que recurrir en muchas ocasiones a la exageración, al humor, e incluso al doble sentido.

En un contexto donde la saturación publicitaria es desde hace tiempo una realidad, la publicidad debe de ser orientada como un elemento más social, afectivo y cercano posible a las conexiones neuronales del consumidor y que estas puedan ser transformadas en sensaciones positivas sobre la marca.

Podemos decir que el nuevo reto de las marcas es lograr involucrar a los consumidores haciéndolos parte no solo de sus relatos publicitarios y que éstos no solo sean receptores del mensaje, sino que se conviertan en prescriptores de la marca.

 

Para una campaña publicitaria efectiva:

  • Se debe de trabajar para lograr que cubrir las expectativas de los consumidores con productos que les lleguen al corazón y que no solo resalten sus características funcionales.
  • Es importante hacer un uso efectivo y coherente de todos los canales de comunicación con los que se puede contar para hacer llegar el mensaje a los sentidos de nuestro público objetivo.
  • Se debe de aprovechar el poder de las redes sociales para escuchar a los usuarios y saber que es lo piensan o sienten.

Por otra parte, el marketing emocional debe de buscar no solo llegar a las emociones de los consumidores, también debe de crear experiencias positivas que les hagan sentirse felices y a gusto con nosotros y con nuestra marca. Una experiencia de marca se producirá desde antes de realizar la compra y puede basarse en cosas sencillas. Es importante generar experiencias de marcas porque las personas actualmente demandan algo más que solo objetos, esperan también poder experimentar sentimientos y emociones.

 

Lograr causar un impacto en el consumidor y poder construir una relación a largo plazo entre él y la marca va mucho más allá de campañas que solo comuniquen un mensaje, se debe de crear una experiencia de marca real que haga que el consumidor se sienta parte de la marca.

¿Cómo podemos generar experiencias de marca positivas en nuestros clientes?

  1. Modificando nuestra idea antigua sobre cómo utilizar la mercadotecnia:

Dejar de pensar que lo que debemos de ofrecer son solo productos, es momento de comenzar a generar experiencias para nuestros usuarios.

  1. Sirviendo a nuestros clientes:

Apropiarnos del concepto de que nuestro cliente es nuestro invitado y por lo tanto debemos tratarlo como tal.

  1. Innovando:

El producto en sí, también es parte de la experiencia que tendrá el cliente con nuestra marca, por lo que siempre hay que buscar crear algo innovador.

  1. Dándole una personalidad definida a nuestra marca:

Los productos ya no puedes solo basarse en ofrecer calidad, ésta característica ya la dan por sentada tanto la empresa como sus clientes; se debe de dar a la marca personalidad propia a través de cualidades mucho más específicas con las que el público se identifique.

  1. Generando emociones y sensaciones:

La mayoría de las necesidades físicas del público se encuentran ya satisfechas por algún producto del mercado, es por ello que es momento de enfocarse en las necesidades emocionales que aún quedan por satisfacer a través de una marca y con las cuales se lograría llegar a un lugar más valioso en la mente del consumidor.

  1. Poniéndose en los zapatos del invitado:

Para poder comprender que es lo que el público está percibiendo de nuestra marca, es importante ponerse sus zapatos y vivir la experiencia que genera la compra y uso de nuestro producto.

  1. Creando una atmosfera:

Debemos de crear en nuestro público la expectativa del deseo por nuestro producto, debemos crear también la vivencia del momento de uso, además del recuerdo de lo vivido.

 

Finalmente el emocional marketing va mucho más allá de lograr que un usuario compre nuestro producto, es la construcción de una relación a largo plazo entre el cliente y la marca en base a la generación de experiencias, logrando además que nuestros mismos clientes también se vuelvan promotores de nuestra marca.

Aunque la mercadotecnia en el futuro seguirá siendo el arte de satisfacer las necesidades o deseos incumplidos, deberá ser cada vez más a través de estrategias y mensajes emocionales donde los sentimientos o las emociones sean los que superen a las funcionalidades del producto ofertado.

Es importante recalcar que en este momento el marketing no debe de vender al consumidor solo productos y los atributos del mismo, debe de vender beneficios y promesas emocionales. El marketing ya no es una guerra que se pelea con solo con los productos creados por una empresa, sino más bien se debe de pelear con emociones y percepciones.

Compartir en:
  1. MKTi
  2. Blog
  3. Marketing Management